JUBILACIÓN DE NUESTRO DIRECTOR ANTONIO LÓPEZ GÓMEZ

1655849503282

El pasado 21 de junio ofrecimos un emotivo acto de despedida a nuestro Director Antonio López Gómez puesto que ha llegado la hora de su jubilación. Él también ha querido despedirse de todos nosotros/as con las siguientes palabras:

      "Después de casi cuatro décadas dedicadas a la noble labor educativa, toca el momento de decir adiós. Y resulta realmente muy difícil hacerlo y expresar en pocas palabras todos los recuerdos y sentimientos que se agolpan en mi interior. He tenido la suerte de que mis padres me dieran la oportunidad de dedicarme a aquello con lo que siempre había soñado: la tarea educativa y, si he de ser justo, mi primer agradecimiento debe ser para ellos, puesto que soy de los que piensa que debemos una gratitud enorme a todo lo que los mayores han hecho por nosotros/as. Y este es uno de los últimos consejos que quiero dar a todos/as aquellos/as que durante tantos años han sido mis alumnos/as: sed siempre agradecidos con vuestros mayores y, llegado el momento, cuidad de ellos con todo el cariño que se merecen.

           De todos los años de mi profesión, los más felices han sido estos últimos diez en los que he tenido el enorme privilegio de ser el primer Director del CEIP PAULA SOLER SANCHIZ. No hay palabras para describir el enorme cariño que siempre tuve, tengo y tendré por este Centro y por toda la comunidad educativa que lo conforma. No me corresponde a mí juzgar mi labor durante estos años, pero sí quiero manifestar que he intentado siempre actuar desde la justica y la equidad para todos/as, buscando la solidaridad con los más débiles (al igual que siempre hizo Paula Soler Sanchiz, la persona que tan merecidamente da nombre a nuestro Colegio) y tratando de que mis alumnos/as y sus familias sintieran este Colegio no solo como un centro educativo, sino también como una parte de ellos mismos/as, de manera que todos/as (alumnos/as, maestros/as, familias, personal no docente…) nos sintiéramos como una pequeña gran familia. Quisiera ofrecer mis más sinceras disculpas si en alguna ocasión no he estado a la altura de las circunstancias y he podido herir o no tratar a alguien con el respeto y la atención debida. Seguro que sí, porque todos cometemos errores, pero hemos de tener la humildad de reconocerlos y saber pedir perdón por ello.

        Muchas gracias a todos aquellos/as que como amigos/as, compañeros/as, alumnos/as, familiares… habéis formado parte de mi vida y me habéis acompañado durante estos casi cuarenta años en la fascinante aventura educativa. Siempre os llevaré a todos/as en mi corazón y, en especial, a aquellos/as que formáis o habéis formado parte de este querido Colegio.

       Me despido con un último y humilde consejo para todos/as los que han sido mis alumnos/as durante estos años, un consejo que se resume en cuatro sencillas palabras: SED SIEMPRE BUENAS PERSONAS.

HASTA SIEMPRE." icono foto